Elai-Alai 50. urteurrena

Elai-Alai 1962-2012

 

Al margen de cualquier consideración autocomplaciente, puede resultar de interés hacer una reflexión sobre la historia de los 50 años de vida del ELAI ALAI Kultur Elkartea y las condiciones que han marcado el desarrollo de un proyecto en el tiempo y en la calidad de sus actuaciones y  contenidos.

Logo El entorno económico y social nos sitúa en lo que es la Margen Izquierda de la Ría de Bilbao. La Villa de Portugalete, con su particular personalidad histórica, vive los fuertes movimientos migratorios de los años 50, 60 y 70 de forma más intensa que los otros municipios de la Margen Izquierda. Sobre ellos, se dice que generaron aproximadamente, una población  50% autóctona y 50% emigrante.

Hay algo que en ésta historia debemos apuntar, existía un grupo activo con la voluntad de recuperar, conservar y desarrollar su propia identidad  cultural en peligro, y otro grupo de gente que, sin renunciar a sus orígenes, consideraba que su nueva localización era definitiva y buscaban su integración, para ellos y sus hijos, en la sociedad que les había ofrecido trabajo. El encuentro de estos diferentes intereses resulta necesario para entender el alcance social de un proyecto como el de ELAI ALAI.

En ninguna otra zona de Euskadi se pueden encontrar el número de sociedades  como la nuestra que se crearon en aquella época en la Margen Izquierda.

Cuando hablamos de la historia de ELAI ALAI se puede establecer que desde su origen hace 50 años, la actividad vertebradora e ininterrumpida durante este tiempo ha sido el grupo de danzas y además se han ido desarrollando otro tipo de actividades que nos han llevado a la consideración, de que este proyecto se enmarca en lo que se ha denominado “hacer país”. No es habitual encontrar que un grupo humano de estas características haya ido abordando acciones de carácter tan heterogéneo siempre respondiendo a la voluntad de desarrollo social y cultural de nuestro entorno.

Todo el conjunto de acciones desarrolladas en estos años se enmarcan dentro de determinadas coordenadas socioculturales y políticas. La búsqueda de autogobierno, el desarrollo de una sociedad democrática, el mantenimiento y desarrollo de nuestra identidad cultural, la recuperación de nuestro idioma, la integración social, han sido de forma permanente los fundamentos de toda nuestra historia. Dentro de esta consideración, cabe resaltar que si es cierta la motivación política como uno de los elementos claves para entender la permanencia en el tiempo, han sido el respeto y la defensa de los objetivos fundacionales los motores de la misma, sin someterse a disciplinas ni estrategias que no fuesen las de la propia sociedad y el grupo humano que en ella participaba de manera absolutamente desinteresada.

Los distintos miembros de la dirección de la sociedad han defendido en todo momento la independencia de la misma frente a cualquier intento de control, lo cual en algún momento llevó a no pocas situaciones críticas y de difícil comprensión, pero es sin duda una de las piezas claves de nuestra historia y permanencia.

Logo50 Otro elemento clave ha sido la búsqueda, en todas nuestras iniciativas, de la calidad y la innovación  necesarias que las hiciese atractivas a las diferentes generaciones que las han vivido y las viven. No se ha tratado de “hacer por hacer”, la evolución de “La Bajada”, la recuperación de “La Diana”, el nivel de los Festivales Internacionales de Folklore, el encuentro, apoyo y colaboración con los movimientos que surgieron alrededor del renacimiento cultural vasco que se estaba produciendo (Ez dok Amairu….., Argia, J.A. Urbeltz, Chillida, D. Jose Miguel de Barandiaran, Etniker, Labayru, Nestor Basterretxea,  Benito Lertxundi, Karmele Goñi, etc.…), la creación y permanente mejora de la ikastola y el salto cualitativo que supuso la implantación en la zona del modelo educativo-cooperativo de Asti-Leku, los Encuentros de Cultura Tradicional, la Folklore Azoka, la creación de la Fundación ELAI ALAI y su proyección social, empresarial y humanitaria, el proyecto “ELAI ALAI Musika eta Dantza Eskola”, “ELAI ALAI Euskal Dantza Taldea”, nos hablan de un proyecto con visión de futuro y compromiso de presente. Y debemos remarcar también un hito muy importante que se ha producido en el seno del grupo de danza aproximadamente en la última década. Algo que para los actuales integrantes pasa desapercibido por ser habitual dentro de la generación que representan, pero que una perspectiva histórica y la realidad geográfica lo enmarcan como un objetivo fundacional conseguido, la utilización del euskera por la totalidad de los miembros del grupo de Música y Danza. La actividad del grupo se lleva a cabo en Euskera.

La pregunta final es saber cómo todo esto ha sido posible. La respuesta es sencilla, la existencia de un equipo de personas comprometidas y con visión de futuro. Dentro de  ELAI ALAI ha habido y hay muchas personas que han aportado y aportan su tiempo y sus ideas. Hemos pasado por momentos críticos, pero en ningún momento se han creado situaciones de vacío. Tendríamos que citar aquí una larga lista de personas que han protagonizado esta historia y pretendemos que este libro sea un auténtico homenaje a todos ellos. Eskerrik asko también a Rubén la Hayas por ayudarnos a plasmar todas nuestras vivencias en papel. Tampoco queremos olvidarnos de aquellas instituciones y empresas que han creído y creen en nuestros proyectos y apoyan nuestras iniciativas. Queda para la historia el trabajo, compromiso y esfuerzo. Sirvan estas líneas como recuerdo especial para aquellos que ya no están entre nosotros y también como manifiesto de nuestro ferviente deseo de continuidad con los nuevos integrantes de Elai Alai que llegarán, que con nuevos objetivos y métodos puedan seguir  aportando en pro de la cultura a nuestra Villa de Portugalete, a nuestra Margen Izquierda y a Euskadi entera.